Este es un blog para todos los Nefilim, Subterráneos y Mundanos amantes de las sagas del mundo de Cazadores de Sombras de la maravillosa Cassandra Clare. Un lugar donde encontrar noticias relacionadas con los libros, película Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso, serie Shadowhunters, escritora y mucho más en español.

¡Bienvenid@s!

jueves, 20 de diciembre de 2012

Recordamos... Recopilamos todos los adelantos de Príncipe Mecánico

En este post vas a poder disfrutar de todos los adelantos publicados por Cassandra Clare sobre el segundo libro de la saga Los Orígenes, ¿te apuntas a recordarlos con nosotros?


Halloween 2010

Will miró a Jem. Tenía los ojos más azules que el azul, sus mejillas enrojecidas. Él dijo: "Entonces has perdido tu tiempo."

Jem le devolvió la mirada. "Maldita sea", dijo, y pegó a Will en la cara, haciendo que se girara. No perdió el equilibrio, pero se encontró contra el lateral del carro, su mano en la mejilla. Su boca estaba sangrando. Miró a Jem con total asombro.

"Haz que suba en el carro", dijo Jem a Tessa, y dio media vuelta y regresó por la puerta roja - a pagar por cualquier cosa que había cogido, Tessa pensó. Se fue sin dejar de mirar detrás de él.

"¿James?", dijo.

Febrero 2011

1)

Se redujeron finalmente en la esquina sureste de la iglesia. Acuosa luz del día se vertía a través de la ventana de rosales. "Sé que estamos en apuros por llegar al Consejo" dijo Jem. "Pero quiero que veas esto." Hizo un gesto alrededor de él. "El rincón del Poeta".

Tessa había leído sobre el lugar, por supuesto, donde los grandiosos poetas y escritores de Inglaterra fueron enterrados. Estaba la tumba gris de Chaucer, con su dosel, y otros nombres familiares: Edmund Spencer, quién había escrito ”La reina de las Hadas”, "Oh y Milton" jadeó ella, "Y Coleridge y Robert Burns y Shakespeare..."

"Realmente no fueron enterrados aquí" dijo Jem, rápidamente. "Es sólo un monumento."

"Oh, lo sé, pero" - ella lo miró y sintió ruborizarse. "No puedo explicártelo. Es como estar entre amigos, ser amigos de esos nombres. Una tontería, lo sé..."

"No es una tontería en absoluto".

Ella le sonrió. "¿Cómo sabes justo lo que quería ver?”

"¿Cómo no podría?" dijo él. "Cuando pienso en ti, y no estas ahí, te veo en mi mente siempre con un libro en la mano". El miró hacia otro lado mientras lo dijo, pero no antes de que ella viera el ligero rubor en sus mejillas. Él era tan pálido, que no podría ocultar el mínimo enrojecimiento, pensó - y le sorprendía que tan afectuoso era el pensamiento.

Había estado muy cercana a Jem los últimos 15 días; Will la había evitado disimuladamente, Charlotte y Henry se habían metido en problemas con la Clave y el Consejo y huido del Instituto - incluso Jessamine parecía preocupada. Pero Jem siempre estaba ahí. Parecía haberse tomado seriamente el papel de guiarla por Londres: Habían estado en el Parque Hyde y El jardín Kew, La galería nacional y el Museo Británico, La torre de Londres y El portal del Traidor. Había ido a ver a las vacas ser ordeñadas en el St. James Park, los vendedores de fruta y vegetales en Covent Garden, habían visto a los barcos navegando en el soleado Támesis desde el Embarcadero. Y desde que los días habían pasado, Tessa empezaba a sentirse más tranquila, encogida de infelicidad sobre Nate y Will y las pérdidas de su antigua vida, como una flor saliendo del suelo congelado. Se encontró a sí misma incluso riendo. Y tenía a Jem para agradecérselo.

"Eres un buen amigo" exclamó, y cuando, para su sorpresa, él no tenia nada que decir, ella dijo: "Al menos, espero que seamos buenos amigos. ¿Tu también piensas lo mismo, verdad Jem?"

Él se volvió para mirarla.

2)

"No son horribles", dijo Tessa.

Will la miró parpadeando. "¿Qué?"

"Gideon y Gabriel", dijo Tessa. "En realidad son bastante bien parecidos, no son horribles en absoluto."

"Hablaba" - dijo Will, en un tono sepulcral," del tono negro de lo más profundo  de sus almas. "

Tessa resopló. "¿Y de qué color crees que es tu alma en lo mas profundo, Will Herondale?"

"Color Malva", dijo Will.

3)

La voz de Will sonó más baja. "Todo el mundo comete errores, Jem".

"" dijo Jem. "Tú acabas de hacer más de esos que la mayoría de la gente."

"Yo -"

"Haces daño a todos", dijo Jem. "A todas las personas cuya vida tocas."
"No a ti," susurró Will. "Hiero a todo el mundo excepto a ti. Nunca he querido hacerte daño."

Jem levantó sus manos, presionando sus palmas contra sus ojos. "Will -"

"Nunca podrás perdonarme," Will dijo con incredulidad, escuchando el propio pánico en su voz. "Yo estaré -"

"¿Solo?". Jem bajó su voz, pero ahora estaba sonriendo, torcidamente. "¿Y de quién será la culpa de eso?"
4)

"Di algo en Mandarín" dijo Tessa, con una sonrisa.

Jem dijo algo que sonó mas como a muchas vocales y consonantes entrecortadas, su voz elevándose y cayendo melodiosamente.  "Ni hen piao liang."

"¿Qué has dicho?".  Tessa sentía curiosidad.

"Dije que tu cabello se esta deshaciendo - aquí," dijo él, y extendió su mano y acomodó un rizo suelto detrás de su oído. Tessa sintió como la sangre le ruborizaba el rostro, y se alegró por la penumbra del carruaje.

"Tienes que ser cuidadosa con eso," dijo él, tomando su mano hacia atrás, lentamente, sus dedos persistiendo contra su mejilla.

NOTA: Lo que realmente Jem le dice a Tessa en chino mandarín es: "Eres tan Hermosa". 

5) 

"Es Nefilim", dijo su acompañante. "Y tú nunca te has preocupado por ellos. ¿Cuánto te ha pagado?"

"Nada" dijo Magnus, y ahora no veía nada que estuviera allí, el río, Will, solo un lavado de recuerdos: ojos, caras, labios, retrocediendo en la memoria, amor al que él no podía poner un nombre. "Me ha hecho un favor. Uno que ni siquiera recordará". 

"Es muy guapo. Por ser un humano".

"Está muy corrompido", dijo Magnus. "Como un recipiente adorable que alguien ha aplastado. Solo suerte y habilidad puede volver a ponerlo todo junto del mismo modo que estaba antes".

Marzo 2011

1) Escena eliminada 

La oscuridad iba y venía en oleadas que se hicieron cada vez más lentas. Tessa estaba empezando a sentirse más liviana, menos como un terrible peso que estaba presionando hacia abajo. Se preguntó cuánto tiempo había pasado. Era de noche en la enfermería, y podía ver a Will unas cuantas camas más allá de la suya, una figura acurrucada bajo las mantas, una cabeza negra recostada en su brazo. El hermano Enoch le había dado una tisana para beber una vez que (lo redactado) fue cortado de su piel, y él se había quedado dormido casi al instante, gracias a Dios. Verlo con tanto dolor había sido más angustioso de lo que podía haber imaginado.

Ella ahora llevaba un camisón blanco y limpio; alguien debió de haber cortado su ropa sucia de sangre y lavado su cabello antes de vendarla - yacía suave sobre sus hombros, ya no estaba enredado en colas de rata y sangre seca.

"Tessa", dijo una voz en susurros. "¿Tess?"

Solo Will me llama así. Ella abrió los ojos, pero era Jem sentado al lado de su cama, mirándola. La luz de la luna que se derramaba a través de los altos techos lo convirtió casi en transparente, un ángel etéreo, todo plata pero con una cadena de oro en su garganta.

Él sonrió. "Estás despierta".

"He estado despierta aquí y allí." Ella tosió. "Lo suficiente para saber que estoy bien, además de tener una grieta en mi cabeza. Un gran alboroto sobre nada -" Tessa bajó la mirada, y vio que Jem llevaba algo en sus manos: una taza con un líquido espeso que enviaba un vapor fragante. "¿Qué es eso?"

"Una de las tisanas del hermano Enoch", dijo Jem. "Te ayudará a dormir".

Todo lo que he estado haciendo es dormir!"

"Y es muy divertido de ver", dijo Jem. "¿Sabías que contraes la nariz cuando duermes, como un conejo?"

"No", dijo ella, riendo en voz baja.

"Lo haces", dijo. "Afortunadamente, me gustan los conejos." Le entregó la copa. "Bebe solo un poco" dijo él. "Es lo adecuado para ti dormir ahora. El hermano Enoch dice que pensar en las heridas y los golpes daña a tu espíritu así como tú piensas en heridas y golpes y daña a tu cuerpo. Debes descansar la parte lesionada de ti misma antes de empezar a sanar."

Tessa dudaba, pero tomó un sorbo de la tisana de todos modos, y luego otro. Tenía un sabor agradable, como la canela. Apenas tuvo que tragarse el segundo sorbo cuando le llegó una sensación de agotamiento barriendo sobre ella. Se hecho hacia atrás sobre las almohadas, escuchando la suave voz de él contándole una historia sobre una joven y bella mujer cuyo marido había muerto en la construcción de la Gran Muralla China, y que había llorado tanto por su pérdida que se había convertido en un pez plateado y nadado la distancia a través de un río. Mientras Tessa caía en sueños, sintió las suaves manos de él tomar la copa de las suyas y ponerla en la mesilla de noche. Quería agradecérselo, pero ya se había dormido.

2)

"Tienes 17 años" dijo Magnus. "No puedes haber desperdiciado una vida que apenas has vivido".

Abril 2011

DSBS (Dirty Sexy Balcony Scene)

Él la alcanzó y se deshizo de las manos de Tessa de alrededor de su cuello. Le quitó sus guantes a ella, y se reunió con su máscara y horquillas en el suelo de balcón. Él se quitó su propia máscara después y la dejó a un lado, pasándose las manos por el cuello húmedo del sudor, quitándolo de la frente. La parte inferior de la máscara le había dejado marcas en sus pómulos, como cicatrices a la luz, pero cuando llegó a tocar, cuando ella alcanzó a tocarlos, él gentilmente la cogió por las manos y las llevó abajo. 

"No," dijo él. "Déjame tocarte primero."

Abril / Mayo 2011

1) 

La puerta de la sala en entrenamiento se abrió. Tessa y Sophie se giraron así como Gabriel Lightwood se dirigió dentro de la habitación, seguido por otro chico que ella no había conocido. Donde Gabriel era esbelto y pelo oscuro, el otro chico era musculoso, con pelo espeso de color rubio rojizo. Ambos iban vestidos de combate, con guantes oscuros que aparentaban ser caros tachonados con metal sobre los nudillos. Ambos usaban bandas de metal alrededor de cada muñeca - vainas cuchillos, Tessa sabía - y tenía el mismo pálido y elaborado patrón de las runas tejidas en las mangas de su equipo. Era evidente no solo por la similitud de la ropa pero la forma de la cara y el pálido, verde luminoso de sus ojos que ellos estaban emparentados, por lo que Tessa no fue en absoluto sorprendida cuando Gabriel dijo, en su forma abrupta:

"Bueno, estamos aquí como dijimos que lo estaríamos. James, asumo que recuerdas a mi hermano, Gideon. Señorita Gray, Señorita Collins -”

"Encantado de conoceros", murmuró Gideon, sin encontrarse con ninguna de las miradas con la suya. Los malos modales parecían encontrarse en la familia, pensó Tessa, recordando que Will había dicho que al lado de su hermano, Gabriel parecía un encanto. 

2)

"Jem no es nada más que bondad. Que te golpeara anoche solo demuestra cómo de capaz eres de conducir incluso a los santos a la locura." - Tessa.

3) Will y Tessa, por la mitad del libro.

Tessa empujó las cortinas del carruaje a un lado. Fuera pudo ver las lámparas de gas pasando a un amarillo desenfocado; dos niños estaban desplomados en la puerta, apoyándose uno contra otro, durmiendo. El cartel del Temple Bar voló por sus cabezas.

"¿Alguna vez has pensado en transformarte en uno de tus padres?" preguntó Will. "Tu madre, ¿o tu padre? Te daría acceso a sus recuerdos, ¿no?"

Ella se volvió para mirarle. "He pensado en ello. Por supuesto que sí. Pero no tengo nada de mi padre o mi madre. Todo lo que traje conmigo en maletas para el viaje aquí fue descartado por las Hermanas Oscuras."

"¿Qué hay sobre el collar del Ángel?" preguntó Will. "¿No era de tu madre?"

Tessa sacudió su cabeza. "Lo intenté. Yo - No puedo encontrar nada de ella en él. Ha sido mío tanto tiempo pienso, que lo que lo hacía suyo se ha evaporado, como agua."

Los ojos de Will eran azul oscuro en las sombras. "A lo mejor eres una chica mecánica. A lo mejor el padre brujo de Mortmain te construyó, y ahora Mortmain guarda un secreto como crear tal perfecto facsímil de vida cuando todo lo que él puede crear son horrendas monstruosidades. A lo mejor todos los latidos en tu pecho son de un corazón hecho de metal."

Tessa respiró profundamente, sintiéndose momentáneamente mareada. Su voz suave era tan convincente, y sin embargo - "No," dijo ella, bruscamente. "Te olvidas, que recuerdo mi infancia. Las criaturas mecánicas no cambian ni crecen. Tampoco explicaría mi habilidad."

"Lo sé," dijo Will, con una sonrisa que brilló blanca en la oscuridad. "Solo quería ver si podía convencerte."

Tessa lo miró fijamente. "No soy yo la que no tiene corazón de nosotros."

Era demasiado oscuro dentro del carruaje para que ella pudiera decirlo, pero sintió que él enrojeció, como cuando se sorprendía o enfadaba, en la parte superior de sus mejillas. Para su sorpresa, estiró una mano enguantada hacia ella. Le rozó los bordes de sus rizos, la piel suave del guante contra su mejilla - y las ruedas del carro se pararon con una sacudida. Habían llegado. 

4)

Sabiendo que Jem llegaría pronto, Tessa se alejó de Will precipitadamente, a pesar de no haber sucedido nada incorrecto entre ellos dos en absoluto. 

5) 

No ayudó que Jem no había estado ahí. Ella había tenido tantas ganas de hablar con él hoy.

Junio

1) Listado de capítulos

Prologo: La Muerte Proscrita (leer más abajo)

Will visita el Cross Bones Graveyard en Londres.

Capítulo 1: El Salón del Consejo

Bastante literal - el Consejo se reúne para discutir si Charlotte es apta para dirigir el Instituto; veremos un poco más de los Lightwood, para no mencionar a los Wayland y algunas otras familias conocidas.

Capítulo 2: Reparaciones

"El Sr. Bane ha estado esperando su llegada, señor," dijo el lacayo, y se puso a un lado para dejar entrar a Will.

Capítulo 3: La Muerte Injustificada

El termino, en virtud de los Acuerdos, para un cazador de sombras matar a un subterráneo sin provocación.

"Esta era la primera vez que ella había estado a solas con Will en semanas."

Capítulo 4: Un viaje

Tessa, Will y Jem dejan el Instituto y de hecho, Londres por completo. 

"Gabriel Lightwood se dirigió a través de la habitación para encontrarse con ellos. Era realmente bastante alto, pensó Tessa, estirando su cuello para mirarle. Como una chica alta ella misma, no se encontraba a menudo echando la cabeza atrás para mirar a los hombres."

Capítulo 5: Sombras del Pasado

Éste es un juego de palabras que probablemente solo tenga sentido cuando se lea. Aunque uno de los temas del libro es como el pasado afecta al presente. 

Capítulo 6: En Silencio Sellado

Otra vez el tema es guardar secretos. El titulo viene de un poema de Charlotte Bronte. "Mantenido en secreto, en silencio sellado." Tessa empieza a desvelar los secretos de sus propios orígenes. 

Capítulo 7: He tenido que redactar el título de éste capítulo. Es un spoiler :)

"Cuando Will realmente quiere algo," dijo Jem, tranquilamente, "cuando siente algo - puede romperte el corazón."

Capítulo 8: Los Propósitos de la Ira

El título aquí viene de Thomas de Quincey (¡sí De Quincey!). Confesiones de un inglés comedor de Opio. El párrafo es sobre adicción, y ambos los placeres y los dolores del opio, y el capítulo no es distinto. Además, conocemos a Ragnor Fell. 

Capítulo 9: Intensa Medianoche

Éste capítulo acaba la noche que empieza en el capítulo anterior. Y tiene algunos besos muy apasionados. Titulado por un poema de Swinburne. 

Capítulo 10: La Virtud de los Ángeles

La virtud de los ángeles es que no se pueden deteriorar; su imperfección es que no pueden mejorar. La imperfección de los hombres es que se pueden deteriorar; y su virtud es que pueden mejorar. - The Talmud. 

Alguien bastante inesperado golpea a Gabriel - quien, en realidad, lo estaba pidiendo. 

Capítulo 11: Disturbios Salvajes

Éste título del capítulo viene de un poema de James Thompson, "Ciudad de una Noche Espantosa." Trata sobre tomar el sufrimiento de un ser querido. Will vagabundea por Londres toda la noche. "Él alcanzó la Calle Freet. El bar Temple era visible a través de la niebla en la distancia" - El bar Temple es la estructura sobre la que Jem se encuentra, en la portada del libro. 

Capítulo 12: El Baile

Esto es de alguna manera explicado en sí mismo. Hay un baile de máscaras. Y un balcón. Y Magnus. 

Capítulo 13: La Espada Mortal

Finalmente vemos la Espada Mortal utilizada para un propósito real: extraer la verdad de un cazador de sombras reacio a ello. Y no es agradable.

Capítulo 14: La Ciudad Silenciosa

"Ah," dijo una voz desde la puerta, "teniendo vuestra reunión anual de 'todos piensan que Will es un lunático', ¿verdad?"

Capítulo 15: Miles Más

De un poema de Charlotte Mew: Hay miles más; no te pierdas una flor. 

"Will ha sido siempre una estrella brillante ardiente, el que capta la atención - pero Jem es una flama constante, firme y honesto. Él puede hacerte feliz."

Capítulo 16: Rabia Mortal

En el que hay autómatas y venganza y explosiones. El título viene de Shakespeare: "Y el eterno esclavo de latón a rabia mortal."

Capítulo 17: En Sueños

Hay un famoso "en sueños empiezan las responsabilidades" pero éste título es en realidad de un poema de Matthew Arnold. El capítulo del que ésta escena eliminada fue tomada.

Capítulo 18: Hasta que Muera

Éste título realmente asustó a la gente. Así que seré buena y diré que es de un poema de Christopher Brennan (no tiene relación con Sarah Rees):

Entonces no busco, dulce, el "sí" y el "por qué"

Te amaré ahora hasta que muera. 

Capítulo 19: Si Acaso la Traición Prospera

Traiciones y malos entendidos vienen con truco y rápido. Y Magnus puede tener un nuevo amigo. El título es de un poema atribuido a Sir John Harrington:

"Traiciones acaso nunca prosperan: ¿cuál es la razón?

Por que si prosperan, nadie se atrevería a llamarlo traición." 

Capítulo 20: El Último Sueño

¡Éste es el capítulo que me hizo llorar! Raramente lloro así que me sentí bien por ello. El título viene de "Un cuento de Dos Ciudades". 

Capítulo 21: Brasas de Fuego

Supongo que si prestáis mucha atención lo reconoceréis como parte de algo en las frases de Jace en Ciudad de los Ángeles Caídos. Finales, principios, nuevos personajes, y, lo prometo, no está mal para una situación de suspense.

2)

El fantasma gritó de la risa. "¿Pociones de amor? ¿Para Will Herondale? No es mi manera de rechazar el pago, pero cualquiera que se vea como tu no necesita pociones de amor, y eso es un hecho."

3)

"Nunca he nadado desnudo en el Támesis, aun así se que no me gustaría. ¡Pero lo haré!"

Julio

Prólogo: La Muerte Proscrita

La niebla era espesa, amortiguando el sonido y la vista: donde terminaba, Will Herondale podía ver el comienzo de la calle delante de él, resbaladiza y mojada, negra con lluvia, y escuchaba las voces de la muerte.

No todos los cazadores de Sombras podían escuchar fantasmas, y tampoco los fantasmas escogían ser oídos, pero Will era uno de los pocos que podía. Entre tanto se acercaba al viejo cementerio, aquellas voces se elevaban en un coro musical irregular: lamentos y súplicas, llantos y gruñidos. Este no era un cementerio pacífico, pero Will sabía eso; no era la primera visita a Crosse Bones Graveyar cerca del puente de Londres. Hizo lo mejor que pudo para bloquear las voces, encorvando sus hombros así su collar cubría sus oídos, la cabeza abajo, una fina capa de lluvia mojando su negro cabello.

La entrada al cementerio estaba a mitad de la cuadra: un par de puertas de hierro forjado estaban puestas en una alta pared de piedra. Cualquier mundano que pasaba podría ver el espesor de las cadenas que unía a las puertas cerradas, y la señal que decía cerrado - habían pasado quince años desde que un cuerpo fue enterrado aquí, pero el lugar se mantenía por sí mismo, todavía sin profanarse. Mientras Will se acercaba a las puertas, algo no mundano se materializo fuera de la neblina: una gran aldaba de bronce en forma de mano, los dedos huesudos y esqueléticos. Con una mueca, Will extendió una de sus enguantadas manos y levantó la aldaba, dejándolo caer una, dos, tres veces, el ruido metálico resonó a través la noche como sacudiendo las cadenas del fantasma de Marley.

Por un período largo, nada sucedió. Detrás de las puertas, Will vio niebla.

Elevándose como el vapor de la tierra, oscureciendo las lápidas y alargando, parcelas desiguales de tierra entre ellos. Lentamente la niebla comenzó a elevarse y unirse, tomando un misterioso brillo azul. Will puso sus manos en las barras de las puertas; la frialdad del metal se filtró a través de sus guantes, dentro de sus huesos, el tembló. Era más que un ordinario frío - cuando los fantasmas se levantaron, drenando energía de su entorno, privando el aire y el espacio de los calientes alrededores. Los cabellos del cuello de Will se erizaron y se levantaron mientras la niebla azul se arremolinaba, dando poco a poco la forma de una anciana, con un vestido harapiento y delantal blanco, con cabeza inclinada.

"Hola, Mol" dijo Will. "Te ves particularmente bien esta tarde, si me lo preguntaras."

El fantasma levantó su cabeza. La vieja Molly era un espíritu fuerte, uno de los más fuertes que Will se había encontrado. Incluso aunque la luna nueva acechaba por un hueco en las nubes, ella lucía duramente transparente, su cuerpo era sólido, su espeso cabello de color rubio-gris trenzado sobre sus hombros, su piel, sus manos rojas apoyadas en sus caderas. Solo sus ojos eran huecos, dos llamas azules parpadeaban en las profundidades.

"William Herondale," dijo. "¿De regreso tan pronto?"

Ella se movió hacia la puerta con ese deslizamiento peculiar de los fantasmas. Sus pies estaban desnudos y sucios, a pesar de que nunca tocó el suelo.

Will se inclinó contra la puerta. "Sabes que extrañaba tu hermosa cara."

Ella sonrío, sus ojos parpadearon, y alcanzó a ver su esqueleto debajo de su medio-transparente piel. Arriba, las nubes se habían cerrado de nuevo, nubladas, tapando la luna. Inútilmente, Will se pregunto que había hecho la Vieja Molly para ser enterrada aquí, lejos de tierra consagrada. Muchas de las voces fantasmales de la muerte pertenecían a prostitutas, suicidas, y fetos - aquellos que no podían ser enterrados en un cementerio sagrado. Aunque Molly había manejado la situación de manera rentable para ella, así que tal vez no le importaba.

Ella rió. "Entonces, ¿Qué es lo que quieres Cazador? Veneno de malphas? Tengo la garra de un demonio morax, muy bien pulida, el veneno en la punta, totalmente invisible-"

"No," dijo Will. "Eso no es lo que necesito. Necesito polvos de demonio, de tierra fina."

Si un fantasma pudiera palidecer, La Vieja Molly lo hubiese hecho, como era, pareció parpadear mientras Will habló, como la flama de una vela con una ventana abierta. Cuando el terminó, volvió la cabeza a un lado y escupió una llama azul.

Will exhaló, su aliento pasaba a la niebla del frió aire. "Seguro," dijo "No es la peor cosa de la que alguna vez cualquiera te hubiese pagado, Vieja Mol."

Era siempre de esta forma. Argumentaba, y después se lo daba. Magnus ya había enviado a Will con la Vieja Mol, muchas veces ahora, una vez por apestosas velas negras que se pegaban a su piel como alquitrán, una vez por huesos de un niño no nacido, y otra vez por un mal de ojo de las hadas que había goteado sangre a su camisa. Polvo Foraii de demonio sonaba agradable en comparación.

Ella deslizó sus manos dentro de una bolsa al frente de su delantal. Cuando lo removió, sostenía una descolorida bolsa de tela, atada a un trozo de cinta sucia. Ella sacudió su cabeza lentamente. "Tu crees que soy tonta," dijo con voz ronca. "Esta es una trampa, ¿verdad? Tú Nefilim atrapándome vendiendo este tipo de cosas, y estacar a la Vieja Mol, lo es."

"Tu ya estas muerta." Will hizo lo mejor para no sonar irritable. "No se que es lo que crees que puede hacerte la Clave ahora."

"Pah" Sus vacíos ojos llamearon. "La prisión de los Hermanos Silenciosos, debajo de la tierra, pueden sostener a cualquier vivo o muerto, sabes eso, Will Herondale."

Will levanto sus manos. "Sin trucos. Seguro has de haber oído los rumores corriendo alrededor de los Subterráneos. La clave tiene otras cosas en su mente que rastrear fantasmas que trafican con polvos de demonios y sangre de hadas."

Se inclinó hacia delante. "Te daré una buena paga." El señaló una bolsa de cambric de su bolsillo y la colgó en el aire. Tintineando como monedas traqueteando juntas. "Todos ellos llenan tus descripciones, Mol."

Una mirada ansiosa se apodero de rostro muerto, y se solidificó lo suficiente para tomar la bolsa de él. Ella hundió su mano lo suficiente y la llevo a su palma llena de anillos - anillos dorados de boda, cada uno atado en un nudo de tu amado en la parte superior. La vieja Mol, como muchos fantasmas, lucía siempre aquel talismán, la pieza perdida en su pasado que finalmente le permitiría morir, el ancla que la mantenía atrapada en el mundo. En su caso, era un anillo de bodas. Era común creer, lo que Magnus había dicho a Will, que el anillo había desaparecido, enterrado debajo de la cama limosa del Thames, pero mientras tanto había tomado cualquier bolsa de anillos con la esperanza de que alguno fuera de ella. Hasta ahora no había sucedido.

Ella metió los anillos de nuevo a la bolsa, los cuales desaparecieron en algún lugar de muerta persona, y le entregó un sobre doblado a cambio. Él lo deslizó dentro del bolsillo de su chaqueta justo cuando el fantasma comenzó a brillar y desvanecerse. "Espera ahí, Mol. No es todo por lo que he venido esta noche."

El espíritu parpadeó mientras que la codicia peleó a su innato sentido de auto-preservación. Finalmente, ella gruño. "Muy bien, ¿Qué más quieres?"

Will dudo. No era algo para lo que Magnus lo había enviado, era algo que el quería saber de sí mismo. "Las pociones de amor -"

La Vieja Mol chilló de risa. "¿Pociones de amor? ¿Para Will Herondale? No hay manera de rechazar el pago, pero cualquier hombre que luce como tu no tiene necesidad de pociones de amor, y eso es un hecho."

"No," dijo Will, con un poco de desesperación en su voz, "Realmente, estoy buscando por lo opuesto - algo que talvez le ponga fin a estar enamorado."

"¿Una poción de odio?" Mol sonó divertida.

"Estaba pensando en algo más como a indiferencia ¿Tolerancia...?"

Ella resopló, asombrosamente humano para un fantasma. "Yo difícilmente podría decirte esto, Nefilim, pero si quieres que una chica te odie, hay formas más sencillas de hacer que suceda. No necesitas mi ayuda con la pobre.”

Y con eso, se desvaneció, girando lejos entre la bruma de las tumbas. Will, después de eso, suspiró. "No para ella," dijo, en voz baja, a pesar de que no había nadie que lo oyera, "para mi..." y apoyó la cabeza contra la fría puerta de hierro.

(Traducción Prólogo por CDS México)

Agosto: 

"No quería decírtelo antes," dijo él. "No quería que pensaras que me estaba tomando libertades."

Ella extendió la mano y tocó la mejilla de él, tan cerca de la suya, y después trazó la marcada piel de su garganta, dónde la sangre latía fuerte debajo de la superficie. Las pestañas de él se cerraron mientras seguía el movimiento de los dedos de ella con sus ojos. 

"Tómalas," susurró Tessa.

Septiembre:

"¿Debe estar él aquí?" Gabriel gruñó a Tessa la segunda vez que casi dejó caer el cuchillo mientras se lo entregaba a ella. Puso una mano sobre su hombro, mostrándole la visión de la línea del objetivo, un círculo negro dibujado en la pared. Ella sabía lo mucho que él preferiría que ella estuviera apuntando a Will. "¿No puedes decirle que se vaya?"

"Ahora, ¿por qué iba a hacer eso?", preguntó Tessa razonable. "Will es mi amigo, y tu eres alguien que ni siquiera me gusta.

Ella tiró el cuchillo. El cual no tocó el objetivo por varios metros, golpeando bajo en la pared cerca del suelo.

"No, sigues ponderando el punto demasiado, y qué quieres decir, ¿con que yo no te gusto?", exigió Gabriel. 

Octubre:

1)

Las voces que se oían eran claramente de los hermanos Lightwood. Tessa reconoció la voz más baja y dura de Gideon cuando dijo, "Habrá un momento de ajuste de cuentas, Gabriel. Puedes depender de ello. Lo que importará es que nos encontramos cuando llegue."

Gabriel contestó, en su voz tensa, "Vamos a estar de lado de Padre, por supuesto. ¿Dónde sino?"

"No lo sabes todo sobre él, Gabriel. No sabes todo lo que ha hecho."

Se hizo un silencio a través del cuál Tessa casi pudo oír el mal humor de Gabriel. Al final dijo, "Si desprecias  tanto a Padre, ¿por qué volviste de España?"

Gideon respondió, sonando exasperado, "He vuelto por tí -"

Sophie y Tessa estuvieron escondidas detrás de la puerta, con las orejas contra la madera; en ése momento, la puerta se movió, y se abrió. Ambas se enderezaron rápidamente esperando que no hubiera evidencias en sus rostros de que estuvieron escuchando.

Gabriel y Gideon se encontraban en una mancha de luz en el centro de la sala, uno frente al otro. Tessa se dio cuenta de algo que no había notado antes: Gabriel, a pesar de ser el hermano más joven, era más alto que Gideon por algunos centímetros. Gideon era más musculoso, con hombros más amplios. Barrió la mano por su pelo rubio, asintiendo brevemente con la cabeza hacia las chicas, ya que habían aparecido en la puerta. "Buenos días, señorita Collins, señorita Gray."

2) Adelanto por Mundie Moms 

... El nombre de ella le sonó en la mente de Will como un timbre de una campana; se preguntaba si algún otro nombre en la tierra había tenido tal resonancia ineludible en sí. Ella no podría haberse llamado de otra manera horrible, ¿o sí?, como Mildred. No podía imaginarse tumbado despierto durante la noche, mirando al techo mientras que las voces invisibles le susurraban "Mildred" en sus oídos. Sin embargo, Tessa -

3) Adelanto por The YA Sisterhood 

Había algo en los ojos de él, una especie de admiración burlona; ella se preguntaba si era simple admiración de las miradas de ****. "No," dijo él. "No, incluso aunque seas la viva imagen de ****. puedo ver a Tessa a través de ésto de alguna manera -- como si, si fuera a rascar una capa de pintura, encontraría a mi Tessa debajo." (ARC)

4) Adelanto por TMI Source

"El ritual no puede romperse con seguridad en algunas situaciones - si uno de nosotros se convirtiera en Subterráneo, o en mundano, entonces el vínculo se rompe. Y por supuesto, si uno de nosotros muriera, el otro quedaría libre. Pero no a escoger a otro parabatai. Un mismo cazador de sombras no puede tomar parte en el ritual más de una vez."

"Es como casarse, ¿verdad?," dijo Tessa plácidamente, "en la iglesia Católica. Como Henry Octavo, tuvo que crear una nueva religión solo para poder escapar de sus promesas."

"Hasta que la muerte nos separe," dijo Will, su mirada fija en la agitación del campo que estaba fuera de la ventana.

"Bueno, Will no necesitará crear una nueva religión solo para librarse de mí," dijo Jem. "Será libre bastante pronto."

5) Breve adelanto por Mundie Moms.

"Puedes elegir a tus amigos, pero no a tus poco probables salvadores," dijo Magnus alegremente. 

Noviembre

1) Fan Art por Street-Angel

"Eres la cambia-formas, ¿verdad?
Magnus Bane me habló de ti. 
No tienes ninguna marca dicen." Ragnor Fell

"No. No tengo marca." Tessa

"¿Tengo que suponer que miraron por todo?" Ragnor Fell

"Estoy segura que Will lo intentó..." Jessamine

"¡Jessamine!" Charlotte

2) Extracto por Mundie Moms

"No puedo darte ninguna garantía de lo que siente Tessa. Por si no te has dado cuenta, es una chica decididamente independiente. Pero tienes tantas posibilidades de ganarte su amor como las tiene cualquier hombre...."

3) Extracto por Mundie Moms

Ella sintió que él inhalaba. "Tess," dijo. "Tess, mírame."
Ella levantó los ojos hacia él, lentamente y poco dispuesta, preparada para el enfado o frialdad - pero sus ojos estaban fijos en ella, sus ojos azules oscuros, sombríos bajo sus espesas pestañas negras, y fueron despojados de toda su usual frialdad y distancia. Eran tan claros como el cristal y llenos de deseo. Y más que deseo - una ternura que nunca había visto antes en él, y nunca había asociado con Will Herondale. Eso, más que cualquier otra cosa, la paró de protestar mientras él levantaba sus manos y metódicamente empezó a quitarle las horquillas de su pelo, una por una.

Príncipe Mecánico, páginas 288- 289.

4) Extracto de Books, Book, Books... everything about books and more!'

"Siento que me disuelvo, me desvanezco en la nada, por que si no hay nadie en el mundo que se preocupe de ti, ¿existes en absoluto?" - Príncipe Mecánico. Pág. 183

Otros fragmentos:

1) 

"Algún día, Will, iré a donde nadie pueda seguirme, y creo que será más pronto que tarde. ¿Alguna vez te has preguntado porque estoy de acuerdo en ser tu parabatai?"  - Jem

2)

"Moriría por ti, lo sabes" (No se atribuye el comentario a ningún personaje concreto)

3)

Tessa: "Jem" gritó otra vez, y cuando él no levantó la vista, ella caminó por la habitación, y arrancó el lazo de su mano. "Jem, ¡detente!"

4)

"Tess", dijo, y ella pensó, una vez más, como sólo él la había llamado así. "Eso es todo lo que pienso al respecto" - Will.

Adelantos publicados por Mundie Moms en la celebración de los 31 días de Príncipe Mecánico:

1)

Los ojos de él se oscurecieron, y se empezó a alejar de ella. "Ni siquiera puedes creer que podría quererte," dijo en un medio susurro. "Que estoy lo suficientemente vivo, lo suficiente sano -".

"No-" Sin pensar, ella se cogió a su brazo. Él se puso tenso. "James, eso no era para nada lo que quería decir -"

Él enroscó sus dedos alrededor de la mano de ella dónde reposaba en su brazo. Su propia piel quemaba la de ella, tan caliente como el fuego. Y luego se giró hacia ella y la atrajo hacia él.

Príncipe Mecánico, pagina 201. 

2)

"No puedo darte ninguna garantía de lo que siente Tessa. Por si no te has dado cuenta, es una chica decididamente independiente. Pero tienes tantas posibilidades de ganarte su amor como las tiene cualquier hombre...."

3)

Ella sintió que él inhalaba. "Tess," dijo. "Tess, mírame."
Ella levantó los ojos hacia él, lentamente y poco dispuesta, preparada para su enfado o frialdad - pero sus ojos estaban fijos en ella, sus ojos azules oscuros, sombríos bajo sus espesas pestañas negras, y que fueron despojados de toda su usual frialdad y distancia. Eran tan claros como el cristal y llenos de deseo. Y más que deseo - una ternura que nunca había visto antes en él, y nunca había asociado con Will Herondale. Eso, más que cualquier otra cosa, la paró de protestar mientras él levantaba sus manos y metódicamente empezó a quitarle las horquillas de su pelo, una por una.

Príncipe Mecánico, páginas 288- 289.

4)

Él se dobló hacia ella; sus bocas se encontraron de nuevo, y el shock de la sensación fue tan fuerte, tan abrumador, que ella cerró los ojos contra ello como si se pudiera esconder en la oscuridad. Él murmuró y la  empujó contra él.

Príncipe Mecánico

5)

La señorita Jessamine estaba vestida en un largo abrigo de terciopelo de viaje que ocultaba la mayor parte de su cuerpo, de su cuello a sus pies. Su pelo estaba  atado muy fuerte detrás de su cabeza, y llevaba el sombrero de un caballero en una mano.

Príncipe Mecánico, página 47. 

6)

Incluso después de años en Londres, la lluvia le hacía pensar en su casa. Todavía se acordaba de la manera que había llovido en el campo, en Gales, el gusto verde fresco, la manera que se sentía de rodas una y otra vez por la ladera húmeda, poniendo hierba por el pelo y la ropa. Si cerraba los ojos, podía oír el eco de la risa de su hermana en sus oídos. Will, vas a arruinar tu ropa; Will, Madre estará furiosa...

Will se preguntaba si en realidad podrías llegar a ser londinense si tenías eso en tu sangre - la memoria de espacios abiertos, la amplitud del cielo, el aire limpio.

Príncipe Mecánico, pagina 243. 

7)

"¿Quieres que haga qué?"

8)

"Cada noche me tumbé aquí en tu sofá y esperé escuchar tus pasos en la entrada, y me preguntaba dónde estabas."

9)

"Le conozco mejor que cualquier otra persona en el mundo," dijo él con total naturalidad. "Y aún así me parece que Will tiene secretos que me sorprenden." 
Príncipe Mecánico, pág. 180.

10)

Ella miró como él se iba, diciéndose a sí misma que no significaba nada, que él no estaba peor de lo que había estado, que él todavía tenía tiempo.

11)

"Su amor será su destrucción".

12)

"Estuve en París, comprándome algunos nuevos vestidos"

13)

"Bueno, Will no tendrá que crear una nueva religión solo para deshacerse de mi,"

14)

"No sé como puedo dormir por la noche, sin saber que estaba rodeado por miles de otras almas durmiendo y soñando."

15)

"Uno encuentra nobleza en los lugares más inesperados..."

16)

"Y encontrarás que los sentimientos se desvanecen también, cuánto más tiempo vives."



* Artículo escrito por "The Mortal Instruments News en Español".

No hay comentarios :